Publi: envíosCertificados: ahorra más del 60 % en tu partida de envíos. 100% legal
Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes al tema Razas humanas.

RAZAS HUMANAS: LOS ALAWA Y LOS INDIGENAS AUSTRALIANOS. Indigenous Australians are the original inhabitants of the Australian continent and nearby islands and the descendants of these peoples.[2] Indigenous Australians are distinguished as either Aboriginal people or Torres Strait Islanders, who currently together make up about 2.7% of Australia's population. The Torres Strait Islanders are indigenous to the Torres Strait Islands, which are at the northern-most tip of Queensland near Papua New Guinea. The term "Aboriginal" has traditionally been applied to indigenous inhabitants of mainland Australia, Tasmania, and some of the other adjacent islands. The earliest definite human remains found to date are that of Mungo Man, which have been dated at about 40,000 years old, but the time of arrival of the ancestors of Indigenous Australians is a matter of debate among researchers, with estimates ranging as high as 125,000 years ago.

Alawa

From Wikipedia, the free encyclopedia

Jump to: navigation, search

Alawa are an Indigenous Australian people from the Northern Territory, Australia.

The suburb of Alawa in the Darwin's north, is named in honour of the Alawa people.

 

20/07/2010 20:56 petalofucsia #. Razas humanas No hay comentarios. Comentar.

RAZAS HUMANAS: ¿CÓMO CADA RAZA ES DISTINTA? ¿CÓMO LOS CHINOS Y LOS JAPONESES TIENES LOS OJOS DISTINTOS VIVIENDO TAN PRÓXIMOS?. Las razas humanas fueron un intento histórico de clasificación de los seres humanos. Tal clasificación ha variado según la época, la cultura, el contexto y los prejuicios de cada época; se basaban mayoritariamente en aspectos físicos visibles como el color de piel, características del cabello, forma del cráneo, etc., por ello la ciencia que se encargaba de ello era la antropología física, que algunos llaman ahora antropología clásica. Para evitar estudiar a los hombres solo por sus caracteres físicos, se desarrolla en el s.XX la antropología biológica, pero no hay una definitiva diferencia entre estas disciplinas.

Razas humanas

De Wikipedia, la enciclopedia libre

Las razas humanas fueron un intento histórico de clasificación de los seres humanos. Tal clasificación ha variado según la época, la cultura, el contexto y los prejuicios de cada época; se basaban mayoritariamente en aspectos físicos visibles como el color de piel, características del cabello, forma del cráneo, etc., por ello la ciencia que se encargaba de ello era la antropología física, que algunos llaman ahora antropología clásica. Para evitar estudiar a los hombres solo por sus caracteres físicos, se desarrolla en el s.XX la antropología biológica, pero no hay una definitiva diferencia entre estas disciplinas.

La agrupación en razas humanas no está exenta de polémicas que cuestionan su uso; incluso los antropólogos especialistas no se han puesto de acuerdo con la existencia misma de las razas humanas, pues muchos sostienen que la raza humana es una sola. Lamentablemente el racismo ha manipulado los estudios históricos y ha usado conclusiones pseudocientíficas para el enfrentamiento o discriminación de los grupos humanos diferentes al suyo, produciéndose en el siglo XX los peores genocidios étnicos que se registran en la historia. No es de extrañar que la clasificación de los seres humanos haya tenido en la actualidad un gran declive, y que muchas veces sea tratado como tema tabú.

Mapa de distribución de los seres humanos según el tono de piel, considerando las poblaciones nativas o anteriores al s.XVI.

Contenido

[ocultar]

Clasificaciones históricas [editar]

Tumba de Seti I, según un dibujo de 1820.

Sistemas históricos más relevantes de clasificación humana:

Egipto antiguo [editar]

En la época del Imperio Nuevo, hace más de 3,000 años, se encontraron textos sagrados en muchas tumbas faraónicas que dan referencia de las cuatro razas conocidas por ellos. Aquí en el orden del dibujo:

Edad media [editar]

En la Edad Media se creyó encontrar en la diversidad humana, un origen similar del que tiene la multiplicidad de lenguas. Haciendo una interpretación bíblica, la humanidad desciende de los hijos de Noé: Sem, Cam y Jafet, cuyos descendientes se esparcieron por el mundo después de construir la Torre de Babel dando lugar a tres pueblos o razas diferentes:

François Bernier [editar]

Los primeros intentos científicos por categorizar las razas datan del siglo XVII, estos se dieron en el contexto de una época contemporánea al imperialismo de ultramar o período colonial que consistió en la conquista de extensas áreas continentales alrededor del mundo por un puñado de reinos europeos. François Bernier publicó en 1684 la primera clasificación en distintas razas o especies humanas, argumentando que era posible dividir la Tierra teniendo en cuenta las características físicas de los hombres, además de por regiones en donde habitaban. Dividió en cuatro grupos:

Gottfried Leibniz y Samuel Smith [editar]

Gottfried Leibniz a fines del s.XVII creía que independientemente de las diferencias físicas y culturales, todos los seres humanos pertenecemos a una misma raza. Igualmente Samuel Smith en 1787 escribió que las diferencias físicas fueron causadas por el clima y que todos somos esencialmente de la misma raza; concluyó que los humanos son multivariables y que tratar de clasificarlos en razas era inútil e imposible.

George Buffon [editar]

George Buffon creía que las diferencias raciales eran subjetivas y que estaban inducidas por procesos temporales climáticos, dieta alimentaria o costumbres. Por ejemplo relacionaba la piel negra con la sobre-exposición al Sol y que los lapones y groenlandeses tenían la piel más oscura que los noreuropeos por el frío congelante; y que si los pueblos cambian de lugar, cambiará su tipo. Publicó a partir de 1749 y distinguió seis variedades de hombre dándoles la categoría de raza:

Carlos Linneo [editar]

Linneo clasificó al hombre y a los monos en el grupo de los antropomorfos, un subconjunto de los cuadrúpedos, porque por entonces no reconocía signos orgánicos que le permitieran ubicar al ser humano en lugar privilegiado de la escala de los vivientes. Años más tarde, en el prefacio de Fauna Suecica, manifestó que había clasificado al hombre como cuadrúpedo porque no era planta ni piedra, sino un animal, tanto por su género de vida como por su locomoción y porque además, no había podido encontrar un solo carácter distintivo por el cual el hombre se diferenciara del mono; en otro contexto afirmó sin embargo que considera al hombre como el fin último de la creación. A partir de la décima edición de Systema naturae reemplazó a los cuadrúpedos por los mamíferos y como primer orden de estos, puso a los primates, entre los cuales colocó al hombre. En realidad Linneo no utilizó el concepto de raza sino que se limitó a dividir al género humano en variedades. Linneo tuvo el mérito de dar origen a un nuevo e inmenso campo epistemológíco, el de la antropología, si bien se limitó a enunciarlo y no lo cultivó. A él tendrán que remitirse todos los científicos posteriores, tanto para retomar sus definiciones como para criticarlas. En 1758 se definió al Homo sapiens linneano como una especie diurna que cambiaba por la educación y el clima, comprendía según sus propias palabras las variedades:

  • americanus, colorado, colérico, de porte derecho, de piel morena y cabellos negros, lacios y espesos, con labios gruesos, fosas nasales largas, mentón casi sin barba, porfiado, contento con su suerte, amante de la libertad, pintado su cuerpo con líneas coloradas, combinadas de distintas maneras.
  • europaeus, blanco, sanguíneo, musculoso, cabellos rubios, largos y espesos, inconstante, inventivo, cubierto totalmente con ropas, gobernado por leyes.
  • asiaticus, amarillo, melancólico, de fibras rígidas, cabello negro, ojos marrones, severo, fastuoso, vestido con largas túnicas, gobernado por la opinión.
  • afer: negro, flemático, con cabellos crespos, astuto, perezoso, con el cuerpo frotado con aceite o grasa, gobernado por la voluntad arbitraria de sus dueños.

Friedrich Blumenbach [editar]

Friedrich Blumenbach se basó en su análisis craneométrico para su clasificación. El creía en la igualdad de razas y consideraba las variaciones físicas producto de adaptaciones climáticas, aunque ignoraba el mecanismo de esto. Inicia sus publicaciones en 1790 y determina cinco razas que se muestran aquí en orden correlativo con el dibujo adjunto:

Las cinco razas humanas según Blumenbach.



Georges Cuvier y Joseph Gobineau [editar]

Ya en el siglo XIX, algunos autores sostenían que en los hombres se reconocía la superioridad de unas razas sobre las otras. Estas teorías fueron utilizadas para justificar actos como el colonialismo histórico europeo o los genocidios y segregacionismos del s.XX .

Sin embargo, independientemente de la situación polìtica de la época, los grupos científicos estaban cada vez más interesados en estudiar los orígenes comunes del ser humano:

Georges Cuvier

Joseph Gobineau (1853)

Thomas Huxley [editar]

Thomas Huxley usó estudios antropométricos para sus grupos raciales. Introdujo el término australoide en 1870, para describir la raza de los nativos de Australia y los asoció a poblaciones veddas del sur de la India. También creó el término xantocroide (xanthochroic) para referirse a la raza nórdica y suponía que la raza mediterránea era producto de mestizaje entre xantocroides y melanocroides. Hizo una división con 9 grupos raciales:

Mapa de distribución de razas humanas según Thomas Huxley.

     Bosquimano      Negro      Negritos      Melanocroide      Australoide      Xantocroide      Polinesio      Mongoloide A      Mongoloide B      Mongoloide C      Esquimal


Otros naturalistas del s.XIX hicieron clasificaciones menos conocidas como James Cowles Pritchard (7 razas), Louis Agassiz (12 razas) y Charles Pickering (11 razas).

Siglo XX [editar]

Un ejemplo de clasificación más elaborada y precisa es la que estableció J. Deniker, en la segunda edición (1926) de su obra Les races et les peuples de la Terre (Las razas y los pueblos de la tierra), que sirvió de base a muchas más clasificaciones del s.XX. Otros autores fueron Stanley M. Garn (9 razas) y William Henry Boyd (6 razas).

Henry Vallois [editar]

Según H.V. Vallois, una raza es una población natural definida por las características físicas y hereditarias comunes. Su clasificación de 1944 alcanzó rango clásico en los años 1960s; estableció cuatro grupos raciales primarios (australoide, leucodermo, melanodermo y xantodermo) y veintisiete razas que son las siguientes:


Carleton Coon [editar]

Distribución humana después del Pleistoceno, hace 10,000 años, según Carleton S. Coon.

Carleton S. Coon escribió numerosos libros sobre las razas a partir de 1954. En África distinguió 2 tipos principales: Congoide como los bantú y la mayoría de pueblos africanos, y Capoide como los bosquimanos; en estos últimos sostuvo que hubo una distribución mayor en la prehistoria de África.

 Caucasoide
 Congoide
 Capoide
 Mongoloide
 Australoide

Sus teorías no tuvieron mucha aceptación pues se dieron en una época de lucha contra los prejuicios raciales y el uso del sufijo -oide se sentía peyorativo; además en los años 1960 sus teorías tuvieron que confrontarse con el advenimiento de la antropología moderna y la genética de poblaciones, por lo que la aceptación de las teorías raciales estaban en retroceso. Reconocía cinco razas: caucasoide, congoide, capoide, mongoloide y australoide, distribuidas según figura en la gráfica adjunta.

Antropología clásica [editar]

El concepto y las clasificaciones tradicionales de las razas siempre son relativas y dependientes del criterio del naturalista, todas se basan en la descripción de fenotipos, es decir, en los caracteres morfológicos anatómicos dados por los rasgos más evidentes como el color de piel y otros rasgos físicos, rara vez por fisiología. Entre los métodos que ha usado la antropología física está lo que se llamaba Caracteres morfológicos raciales y que consiste del estudio de las siguientes características:


Antropología moderna [editar]

Desde los años 1960, algunos antropólogos y profesores de antropología han reconcebido "raza" como una categoría cultural o construcción social, en otras palabras, como una manera particular que la mayoría de gente tiene de hablar de sí mismos y de los otros. Por eso se afirma que el término "raza" por si sólo debe ser analizado y el cómo y el porqué la gente usa la idea de raza, está más explicado por la historia y las relaciones sociales que por rasgos físicos o biológicos. Paralelamente se desarrolla la antropología biológica para el estudio humano más profundo aprovechando el desarrollo tecnológico de nuestra era. El resultado de ello ha debilitado el concepto de razas humanas por la complejidad de las conclusiones al momento de cruzar datos con los diferentes métodos usados; de tal manera que la tendencia es de reemplazar raza, por etnias (que tiende a referirse al grupo humano arraigado a su cultura) y finalmente por poblaciones o clines. Incluso en un pequeño grupo poblacional se puede encontrar gran complejidad de resultados. Algunos de los métodos usados en el s.XX son los análisis genéticos a través del estudio de los grupos sanguíneos y más recientemente de los haplogrupos del ADN de mitocondrias y cromosomas de nuestras células, mostrando que lo que denominamos razas tienen en realidad una herencia compleja y dependiente de muchos genes.

En la actualidad las agrupaciones de grupos humanos más comunes son:

Análisis de sangre [editar]

Al descubrirse los grupos sanguíneos inmunológicos, se tenían por fin una guía más sólida que los simples caracteres físicos, ya que estos dependen de un solo par de genes. En 1901 se descubrió primero el Sistema ABO, en 1940 el Factor Rh, ambos sistemas descubiertos por Karl Landsteiner y en ellos se mostró diversas relaciones poblacionales. En este sistema ABO el grupo O tiene la mayor frecuencia en los amerindios desde Sudamérica hasta México, el grupo A sobresale en Europa, nativos de Australia y Polinesia; y el grupo B en Asia central. Dentro del Sistema Rh el grupo del haplotipo r (rh negativo) tiene alta frecuencia en Europa, en especial en los vascos y es casi inexistente en asiáticos orientales; mientras que en negroafricanos el grupo R0 (uno de los grupos Rh positivos) tiene una alta frecuencia en desmedro del grupo R1.

En el Sistema Diego (Diego antigen system), el grupo Dia es mínimo en Europa y Asia, mientras que en el Sistema Duffy el grupo Fya se presenta en todo el mundo menos en África negra. En el Sistema MNSs (descubierto en 1927), el grupo S es más frecuente en Europa. De los tipos de hemoglobina, la hemoglobina S se encuentra en especial en la población de Africa ecuatorial y su formación está determinada por un solo gen llamado HbS; si se posee una pareja de genes Hbs se produce una anemia falciforme que es grave, pero con un solo gen la población es más tolerante a la malaria, por lo que esto representa un caso claro de relación entre genética, grupo poblacional y selección natural.

La siguiente tabla resume la relación poblacional con grupos sanguíneos, están en orden de la mayor frecuencia del grupo O y se basa en datos promedio de diversas fuentes.


Poblaciones nativasSistema ABOSistema RhOtros sistemas
% O% A% B% ABHaplotipo frecuenteGrupos frecuentes
América94510R1M , Dia
África subsahariana5424193R0Fyo , HbS , V
Oceanía4541104R1Fya
Asia Oriental y del Sudeste4026277R1M , Fya , Dia
Europa y Medio oriente3940156r , R1Fyab , S
India3326329R1M , S

Análisis de ADN [editar]

Gran importancia para la explicación de la actual diversidad humana recae en nuestro material genético. El ADN o ácido desoxirribonucleico, contiene la información genética usada en el desarrollo y el funcionamiento de todos los seres vivos y es el responsable de la transmisión hereditaria, forma parte de los cromosomas que están en el núcleo de las células y también hay ADN en las mitocondrias pero en pequeña cantidad.

El ADN o genoma mitocondrial, cuya estructura fue descifrada en 1981 por S. Anderson, tiene herencia matrilineal, es decir que heredamos nuestras mitocondrias solo de nuestras madres. Una característica importante es que no se recombina, ello implica que los únicos cambios que podrían haber ocurrido, se deben exclusivamente a mutaciones a lo largo de multitud de generaciones. En el ser humano se calcula que cada 5,000 a 10,000 años surge una mutación en una de las bases del ADN mitocondrial; según esto se calcula que toda la humanidad desciende de una sola mujer, la Eva mitocondrial, mujer africana que habría vivido hace unos 150.000 a 190.000 años.

Para tener una mejor visión de nuestro árbol genético fue necesario buscar la herencia patrilineal. El cromosoma Y cumple bien esta función ya que es el cromosoma que determina el sexo masculino y por lo tanto se hereda del padre a hijos hombres; además es muy estable por su baja recombinación y nos ha permitido conocer que todos descendemos de un único hombre, se le denomina Adán cromosómico, es africano y tiene una antigüedad de 60.000 a 90.000 años.

La siguiente tabla resume geográficamente la relación genética entre grupos humanos usando datos promedio de los haplogrupos de ADN más frecuentes que han sido recogidos en los últimos años entre las poblaciones nativas. En letras negritas van los haplogrupos no solo frecuentes sino bastantes diseminados en cada región. Donde figura por ejemplo: HV, en realidad se refiere a los haplogrupos H, V y HV, ya que los tres se relacionan filogenéticamente, lo mismo se aplica a los demás haplogrupos. Dentro de cada región hay cierta cohesión en los resultados, aunque de una etnia a otra cercana puede haber importantes diferencias.


Haplogrupos de ADN mitocondrial
humano
(línea materna)
Regiones o subcontinentes (antes del s.XV)Haplogrupos del cromosoma
Y humano
(línea paterna)
L2, L3, L1, L0, L5, U, MÁfrica subsahariana (en su mayor parte)E, B, R1b, A
L3, L2, L0, L1, M, R, Uk, JT, HVCuerno de África y SudánE, A, B, J, T
L0, L3, L2, L1Pueblos khoisán (África del Sur y del sudoeste)A, E, B
HV, Uk, JT, L3, M, X, L2Norte ÁfricaE, J, G, I, R1b, T
HV, Uk, JT, I, M, X, WMedio Oriente y CáucasoJ, G, E, R1b, I, R1a, T, L
HV, Uk, JT, I, W, XEuropa occidentalR1b, I, R1a, E, J, T, N
HV, Uk, JT, W, X, D, IEuropa orientalR1a, I, N, R1b, E, J, T
M, U, HV, R, JTIndostánL, H, R1a, R2, J, C, T, O, F
HV, M, U, D, CZ, B, JT, AAsia CentralC, R1a, O, R1b, J, K, Q, T
C, A, D, G, Y, JT, BSiberiaC, N, Q, R1a, O
D, M, B, F, A, N, GAsia OrientalO, K, D, C
M, D, F, B, E, RSudeste de AsiaO, C, K, D
S, PAustraliaC, K
Q, P, B, MMelanesiaM, S, K, C
B, QPolinesia y MicronesiaC, O, K, M
A, B, C, D, X, GAmérica del NorteQ, C
D, A, B, CMesoamérica y SudaméricaQ


Actualmente existe un Proyecto Genográfico iniciado en el 2005 y con un plazo a 5 años para muestrear a más de 100,000 personas en todo el mundo con el fin de obtener datos que nos hablen del pasado y origen de nuestros pueblos a lo largo de la historia y prehistoria de la humanidad.

Véase también [editar]

Referencias [editar]

  • Gobineau, Joseph. Essai sur l’inégalité des races humaines (Ensayo sobre la desigualdad de las razas humanas), 1853.
  • Henri Vallois, Les races humaines (1944), puf, 1976, pp.19-20
  • Coon, Carleton S. (1962). The Origins of Races. New York: Alfred A. Knopf.
  • Sequence and organization of the human mitochondrial genome. S. Anderson y otros. Nature. 1981 Apr 9;290(5806):457-65.
  • Gran Enciclopedia Didáctica Ilustrada Salvat, V9 Hombre y Sociedad, p.8-11. 1987
  • Cavalli-Sforza, Luigi Luca; et al (1995). The History and Geography of Human Genes. Princeton University Press.
  • Ciencia, Raza y Racismo en el Siglo XVIII. Revista de Divulgación Científica y Tecnológica de la Asociación “Ciencia Hoy”. Volumen 6 - Nº33 - 1996
  • Gossett, Thomas F. New Edition Race The History of an Idea in America. New York:Oxford University Press, 1997. ISBN 0-19-509778-5
  • Lahr MM, Foley RA (1998) Towards a theory of modern human origins: geography, demography, and diversity in recent human evolution. Am J Phys Anthropol Suppl 27:137–176
  • Sykes, Bryan (2001). Las siete hijas de Eva. Editorial Debate. ISBN 978-84-8306-476-4.
  • Martínez Fuentes AJ. Siglo XXI: antropología, “razas” y racismo. Catauro, La Habana. Revista Cubana de Antropología, 2002,6:36-51.
  • Calafell F (2003) Classifying humans. Nat Genet 33:435–436
  • Ricardo Cruz-Coke M. Valoración de trabajos clásicos en la historia de la genética. Rev. méd. Chile v.131 n.2 Santiago feb. 2003
  • Microsoft Encarta (2008)

Enlaces externos [editar]

13/05/2010 17:18 petalofucsia #. Razas humanas No hay comentarios. Comentar.

RAZAS HUMANAS: "LA TRIBU YANOMAMI DEL AMAZONAS" (BRASIL)

Yanomami, etnia indígena americana dividida en cuatro grandes grupos: sanumá, yanomam, tanomano y yanam, que hablan lenguas diferentes pero comprensibles entre sí. Denominada también ‘la nación yanomami’, residen en el extremo norte de Brasil, en un área que abarca parte del estado de Roraima y del Amazonas, y el sur de Venezuela. En Brasil, su territorio está ubicado entre la margen izquierda del río Negro y la margen derecha del río Branco. En Venezuela ocupan cerca de diez millones de hectáreas.

Son conocidos también como waika, javari, xiriana y muchos otros nombres. Sus viviendas poseen forma cónica y viven en grupos de familia. La situación de las chozas puede variar y, muchas veces, en vez de formar un círculo, forman una fila extensa. Al cerrar el círculo, la choza recibe el nombre de xabono. Las familias ocupan lugares específicos en las viviendas comunales y comparten sus productos obtenidos en la caza, la pesca o la cosecha.

La labranza es comunal, pero cada familia cultiva su terreno. En torno a la hoguera familiar comen, conversan, fabrican sus utensilios, cuentan sus historias, leyendas, mitos y enseñan a los niños sus tradiciones, como la preparación y consumo de drogas de uso ritual.

Su cosmología incluye el contacto con los espíritus Hekura, los héroes mitológicos y el mundo después de la muerte. La vida religiosa y los rituales son intensos. El chamán o pajé utiliza las drogas para establecer contacto con el mundo espiritual y curar a los enfermos. Los yanomami no entierran a sus muertos, sino que los queman y más tarde ingieren las cenizas de los huesos. Cada grupo tribal recibe el nombre de un río, una montaña o un árbol. Se comunican a través de los senderos e igarapés (canales entre dos islas o entre una isla y la tierra firme). Los senderos parten de cada aldea formando una verdadera red que conecta no sólo las comunidades entre sí, sino también los campamentos de verano, las áreas de caza y sembradíos recientes y antiguos.

Los yanomamis se desplazan continuamente. Esos desplazamientos se deben al corto periodo productivo de los sembradíos, donde cultivan plátano, ñame, batata y malanga. Un sembradío dura dos o tres años. Cuando cesa su producción, la aldea crea una nueva plantación y en ocasiones una misma comunidad puede poseer varios terrenos de cultivo, en etapas diferentes. Son seminómadas debido a las condiciones ecológicas. Practican la caza todo el año, individualmente o en grupos, y utilizan el arco y la flecha. La pesca se practica con menos frecuencia y para ello utilizan la flecha y el timbó, una especie de planta que sacudida en el agua aturde a los peces. Cazan especialmente paca y saíno. La caza se prepara de tres maneras diferentes: ahumada, cocida en olla de barro y asada. Recolectan productos silvestres como el ‘nabi’ (larva que crece en los troncos podridos de las palmeras), panales de miel, frutas y nueces. También comen ranas.

Sus objetos son rudimentarios y suelen adaptar lo que encuentran en la naturaleza. Usan el veneno mortal llamado curare, con el cual recubren la punta de las flechas que utilizan en la caza y en la guerra. Ingieren drogas alucinógenas para cazar y durante las fiestas y ceremonias con finalidades espirituales. En la temporada de caza, los hombres de una misma aldea se reúnen con sus invitados para homenajear a los muertos.

Debido a las condiciones climáticas su vestimenta es sencilla: los hombres usan un cordón alrededor de la cintura atado al miembro viril y las mujeres una especie de tanga de algodón. Se pintan el cuerpo con una variedad enorme de colores, principalmente el tinte rojo de la bija y el negro obtenido de la resina del curbaril. Usan collares de cuentas y plumas de aves que se atan en los brazos, pendientes en las orejas y plumas en la cabeza.

Cada aldea posee un líder y su autoridad se funda en la experiencia y la sabiduría. Ningún yanomami acepta la autoridad por la fuerza. Una aldea está compuesta de unas 30 a 150 personas, ya que las grandes concentraciones agotan rápidamente los recursos del bosque y, aunque las especies son muy abundantes, están también muy dispersas. Los yanomamis consideran que es preciso mantener zonas de refugio de los animales que permitan restablecer el equilibrio demográfico de las especies.

La vida cotidiana está relacionada con las variaciones climáticas. En los bosques, durante los meses de junio a noviembre, se producen inundaciones que impiden el desplazamiento. La sequía, durante los meses de diciembre a mayo, permite los viajes y las visitas a otras aldeas para compartir con otras comunidades el exceso de la producción agrícola.

La población yanomami se calcula en cerca de 22.000 personas, de las que alrededor de 10.000, situadas en Brasil, están distribuidas en unas 130 aldeas.

10/09/2009 15:50 petalofucsia #. Razas humanas No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris