Blogia
petalofucsia

GASTRONOMIA. COCINA GALLEGA: COCIDO GALLEGO. Más abundante y fuerte que el Cocido madrileño; no puede faltar el tocino, distintas variedades de chorizo (de carne o de cebolla) y muchos trozos de carne de puerco, como la oreja, la "cacheira", costilla, morro, entre otros y muchas veces se le agrega carne de rés.

 

Ingredientes (4 personas)

Cómo se elabora:

300 g de lacón adobado.
400 g de patatas.
4 chorizos.
100 g de tocino.
400 g de grelos.
300 g de garbanzos.
1 diente de ajo.
6-8 cucharadas de aceite.
1 pizca de pimentón.

En un recipiente grande cocemos el lacón y el tocino.
Al cabo de una hora, cambiamos el agua y lo dejamos cocer otra hora más.
Al cambiar el agua, añadimos los garbanzos.
Cuando falten 20 minutos de cocción, agregamos las patatas peladas y cortadas en trozos.

En otro recipiente, cocemos los grelos, previamente escaldados (sumergidos unos instantes en agua hirviendo para quitarles su olor tan fuerte), con los chorizos.
Una vez cocidos los chorizos y los grelos los separamos, y troceamos el chorizo en los garbanzos.
Fileteamos el ajo y los rehogamos en aceite. Una vez dorados, añadimos los grelos y una pizca de pimentón.

Se sirve todo junto, menos los grelos, que se sirven aparte.

Comentario dietético

El cocido es un plato muy nutritivo y energético por la gran variedad de sus ingredientes, como las verduras, la carne o las legumbres. Es tradicional de la cocina gallega, aunque también es famoso el cocido madrileño, que incluye el mismo tipo de ingredientes.
El lacón, el tocino y el chorizo aportan proteínas y grasas animales, especialmente de tipo saturadas. Como el agua donde se cuecen se elimina antes de añadir el resto de ingredientes, se evita un exceso de grasa en la receta.
Los grelos son las hojas tiernas de los nabos que aparecen en la planta justo antes de su floración. Constituyen un ingrediente básico en la cocina tradicional gallega. Por su riqueza en betacaroteno, contribuyen al aporte de vitamina A al organismo. También destacan por su contenido en vitamina C y ácido fólico. Un aporte adecuado de estas tres vitaminas es fundamental para tener un sistema inmunitario más resistente a las infecciones.
Las legumbres son fuente de hidratos de carbono complejos, fibra y vitaminas. Aportan una importante cantidad de proteínas vegetales, que si se toman en combinación con cereales, son de tan buena calidad como las de la carne.
Las patatas contribuyen a aumentar el contenido de hidratos de carbono de la receta. Por la riqueza de energía y nutrientes, este plato es ideal para combatir el frío del invierno.

Categorías

Obtenido de http://www.consumer.es/web/es/alimentacion/recetas/2002/01/02/65503.php

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres