Blogia
petalofucsia

PSEUDOMEDICINA O MEDICINA ALTERNATIVA. Āyurveda- Ayurveda, es la medicina tradicional de la India, que se viene practicando desde hace más de cinco mil años en el continente asiático. Manteniendo intactos, su ciencia y sus principios, es totalmente compatible con la vida actual, como lo ha sido en tiempos pasados.

Āyurveda

De Wikipedia, la enciclopedia libre

(Redirigido desde Ayurveda)

AYURVEDA

La ciencia de la vida

 

Contenido

[ocultar]

[editar] Un poco de introducción.

Ayurveda, es la medicina tradicional de la India, que se viene practicando desde hace más de cinco mil años en el continente asiático. Manteniendo intactos, su ciencia y sus principios, es totalmente compatible con la vida actual, como lo ha sido en tiempos pasados.

Está, al igual que la medicina alopática (o moderna), reconocida por la Organización Mundial de la Salud. Tiene un cierto parecido tanto en sus aplicaciones, como en la visión holística de la persona, a la medicina tradicional china.

[editar] La ciencia

Ayur = ciencia y veda = vida. Ayurveda significa literalmente “la ciencia de la vida”.

Ayurveda, considera a la persona como una totalidad, y no simplemente un conjunto de órganos y tejidos independientes que funcionan en armonía.

Según el Ayurveda, todas las funciones físicas y mentales del individuo, vienen representadas por los tres doshas o humores denominados Vata, Pitta y Kafa. En los doshas se representan los cinco grandes elementos (éter y aire en Vata, fuego en Pitta, agua y tierra en Kafa).

Estos humores están presentes en todo ser vivo, y el predominio de uno o dos de ellos, determina nuestra constitución particular. Existen diez tipos de constituciones; según predomine un dosha, dos, o incluso los tres. La salud es el equilibrio entre ellos. Cualquier desviación significa desequilibrio o desorden; y por lo tanto enfermedad. Cada constitución es más propensa a un tipo de enfermedades que a otras.

Solemos entender la salud, como la ausencia del dolor, la carencia de síntomas de enfermedades habituales o el resultado de una analítica positiva. Pero poco tiene que ver con la definición que contempla el Ayurveda, que define a la salud, como el equilibrio total de uno mismo con la naturaleza (a través del equilibrio de los doshas), y que resultaría ser un estado de total felicidad y completo bienestar tanto físico, como mental y espiritual.

El Ayurveda como ciencia, trata ocho temas principales: a) Farmacia, b) Materia médica, c) Diagnosis, d) Diagnosis del pulso, e) Latroquímica (química médica), f) Dietética, g) Farmacología, h) Salud pública y medicina preventiva.

 

[editar] La medicina

Sabemos que cada uno de nosotros somos diferentes, por lo que no debemos de tratarnos todos de igual forma. Ayurveda trata al individuo de forma unipersonal, basándose en su constitución. Tampoco trata los síntomas, sino que va mucho más lejos, actuando directamente sobre la raíz del problema. Para ello, se identifican los desequilibrios, se determina lo que nos ha llevado al problema y se nos aconsejan los cambios de vida oportunos para llevarnos de nuevo al estado natural que hemos perdido.

Las técnicas de diagnostico que emplea un médico ayurvédico, son primeramente identificar la constitución del paciente, y seguido, un particular interrogatorio sobre costumbre y forma de vida, un completo diagnostico del pulso (seis puntos en cada muñeca), el examen de la lengua, de la cara, uñas, ojos, y un largo etc.

El tratamiento consiste en equilibrar los tres humores. Para ello nos recomendará en caso necesario, cambios en la alimentación (“lo que para uno es medicina, para otro puede ser un veneno”), en la higiene (tanto de la piel, como de la lengua, del aparato digestivo y del respiratorio), en el estilo de vida (hay trabajos, deportes, pasatiempos, etc. que son beneficiosos para unos y perjudiciales para a otros), incluirá unas rutinas diarias (horas de sueño, siesta, ejercicio físico, etc.), y estaciónales (en cada estación climatológica tenemos unas necesidades cambiantes), masajes ayurvédicos (o auto masajes, con aceites acordes a cada constitución), y si es necesario, suplementos alimenticios y/o fármacos.

La farmacología comprende infinidad de preparados de plantas y minerales, sin efectos secundarios. Ayurveda reconoce aplicaciones medicinales para todas las plantas que existen. Habitualmente se emplean productos corrientes, entre los que podemos citar alimentos como la miel, el aceite de sésamo, el ghee o especias como el ajo, el cardamomo, la cebolla, el cilantro, el clavo, el comino, el jejibre, el pimienta, y un muy largo etc. Estos, serán recomendados según el estado y la constitución de cada paciente.

La medicina ayurvédica se divide en 8 ramas: a) Medicina interna, b) Cirugía, c) Oído, nariz, garganta y medicina ocular, d) Pediatría, e) Toxicología, f) Psiquiatría, y g) Ciencia del rejuvenecimiento.

 

[editar] Forma de vida.

Ayurveda, no contempla únicamente a la enfermedad, por lo que no está dirigida únicamente a enfermos. El fin que persigue es la salud, siendo un completo sistema preventivo y “rejuvenecedor”, ideal para personas que aún gozando de bienestar, quieren seguir disfrutando de esa calidad de vida al máximo, e incluso mejorarla en cualquiera de los aspectos.

El Ayurveda es una forma de vida. Para ello, y dependiendo siempre de nuestra constitución, recomienda unas reglas de fácil aplicación, que comprenden; rutinas diarias y estacionales, tipos de alimentación, masajes, actividad física, etc.

Tal vez no consigamos nunca, alcanzar a la salud que realmente deseamos, pero tengamos claro, que cada grado de mejoría que consigamos, será un nivel superior de satisfacción del que disfrutaremos, durante cada minuto, de nuestra restante vida.

Debemos de hacer pues, por evitar las habituales prácticas malsanas y los llamados “atentados contra el sentido común”, (que seguramente todos identificamos), teniendo en cuenta que -nuestro cuerpo, a diferencia de los países del tercer mundo, siempre termina pagando todas sus deudas-.

Debemos concienciarnos, para llevar a cabo parte activa en nuestra salud, y no confiarla únicamente a manos de terceros, que primero, nunca nos conocerán tan bien como lo podamos hacer nosotros mismos, y segundo, aunque cueste decirlo, tampoco le darán todo el valor que deseamos, a una vida que no es la suya.

Vivimos gracias al aire que respiramos (sea aire puro o contaminado por tabaco, polución, etc.); al agua que bebemos (sea de manantial o a través de bebidas modificadas); y a los alimentos que comemos, que unas horas después, deberían si es posible, pasar a formar parte de lo que somos nosotros. Cada una de los trillones de las células que nos forman, nacen a partir de estos aportes que nos hacemos a nosotros mismos, siendo el resultado, -el producto de nuestro comportamiento-.

 

[editar] Alimentación

La frase, cada vez más popular, “somos lo que comemos”, refleja la importancia que el Ayurveda da a la alimentación.

El médico griego Hipócrates (460-377 AC), considerado el padre de la medicina moderna, también reconoció la importancia de la alimentación. Suyo era el dicho: “Que la comida sea tu alimento, y el alimento tu medicina”.

- La comida más sana, se convierte en veneno, si no somos capaces de asimilarla -.

Hay unas diferencias muy importantes entre ingerir, que es todo lo que comemos y bebemos; digerir, que es la parte de lo que comemos que el sistema digestivo es capaz de procesar (el resto circula por todo el sistema digestivo saturándolo, y una vez en los intestinos, llega a producir toxinas que contaminan nuestro cuerpo, y debilita nuestro sistema inmunológico, haciéndonos más vulnerables a las enfermedades); y asimilar, que es la parte de los alimentos procesados que nuestro sistema inmunológico reconoce y acepta para que lleguen a formar parte de nosotros.

Tengamos en cuenta pues, que “Nos alimentamos de lo que asimilamos, y no de lo que comemos”. Los productos que nuestro sistema rechaza, producen toxinas (tanto físicas como mentales), dando lugar a deshechos en nuestro organismo, que con suerte, se reflejarán en el exterior; pero que en caso contrario, llegarán a pasar desapercibidas durante años, acumulando en órganos y articulaciones (véase artrosis), produciendo otras enfermedades internas, que seguramente nunca lleguemos a relacionar con las causas reales.

Lo ideal es ingerir los alimentos en condiciones, cantidad, y de características acordes a nuestra constitución; para que sean totalmente asimilados por el organismo, y disminuir así la sobrecarga del sistema inmunológico, las toxinas y posibles alergias en nuestro cuerpo. También hemos de tener en cuenta, que un organismo desequilibrado produce una digestión incorrecta, dando ocasión a las enfermedades antes descritas.

En cuanto a las condiciones, diré que es tan importante lo que se come, como el “como” se come. En relación a la cantidad, recordar que comemos para vivir, y que no vivimos solo para comer. Y en cuanto a las características, cada alimento tiene unas peculiaridades que fomentan un dosha u otro, permitiendo, si se consumen de forma acertada, equilibrarnos, fomentando así la salud, o en caso contrario perturbarnos, dando lugar a la enfermedad.

 

[editar] Conclusiones.

Podremos citar unos pocos de los trastornos físicos, que por desconocimiento atribuimos a la casualidad, como por ejemplo el insomnio, las jaquecas, el estreñimiento, los resfriados, el sobrepeso, el acné, dolores menstruales, indigestiones, etc.; otras que pasan más desapercibidas como enfermedades, tales como el mal aliento, la sudoración excesiva, estados de agotamiento, tos, pesadez, etc.; e incluso otras más sutiles, que con desacierto, llegamos a considerar irremediables formas de ser, como por ejemplo los nervios, la pesadez o las dependencias, causantes todos ellos de desordenes, que evitan que disfrutemos plenamente de la vida.

Podríamos incluir de forma directa todas las enfermedades internas producidas por nuestro organismo; e indirectamente, a todas las patógenas, debido al entumecimiento de nuestro sistema inmunológico; aunque tal vez no será necesario citar las cuatro mil y pico enfermedades de las que podemos ser victimas los humanos. Mejor lo resumimos como “todo lo contrario a salud, según Ayurveda”.

Nuestro principal objetivo, (siempre y cuando seamos lúcidos y conscientes de la realidad), es la vida. Si no hay vida, nada de lo demás tiene sentido. Detrás, están los valores del bienestar, ya que no hay peor que una vida larga, si es pésima, y la espiritualidad, para reconocer la realidad que se esconde a los sentidos. Seguido, ya podemos encontrar el resto de los valores, (que ya serán externos), como la familia, el trabajo, la hacienda, las relaciones, y un largo etc.; pero estos, ya según el orden que considere cada uno. Tal vez nos produzca un algún desconcierto el presente párrafo, pero no debemos de olvidar los verdaderos propósitos de la existencia.

Cambiando de tema, fácilmente podemos comprender que alguien, bajo los efectos de la droga, no está disfrutando plenamente de las cosas maravillosas que tiene la vida, pero tal vez nos cueste un poco más de esfuerzo entender, que bajo los efectos del alcohol, de la cafeína, del estrés o incluso de la ignorancia, también se están perdiendo momentos irrepetibles de la vida. Tal vez debiéramos intentar un esfuerzo.

Ayurveda tiene que mucho que decir en todo lo que hemos visto, hasta ahora, y nos proporciona las herramientas para conseguir los mejores resultados y el máximo bienestar, para que al final, hayamos disfrutado de lo que se puede llamar “una vida, bien vivida”.

“Seguramente será triste llegar a viejo, y sentir que no has aprovechado completamente tu vida”.

Si alguien desea saber un poco más sobre la ciencia de la vida, existe multitud información en Internet, aunque puede comenzar por ver la película-documental “Ayurveda, el arte de vivir”, que se ha estrenado en el cine, hace un par de años.

Para quien desee profundizar más, existe buena bibliografía sobre el tema, y en castellano. Desconozco si existe algún médico ayurvédico por la zona, aunque últimamente está aflorando mucho esta medicina, debido a su complementación con el arte del Yoga. Además en los últimos años, están en auge las medicinas complementarias, debido a que se está generalizando cada vez más, el interés por la salud, y se comienza a tomar parte activa en ella.

“Quien no encuentre tiempo para dedicar a la salud, lo encontrará para dedicar a la enfermedad”.

 

“Ayurveda: la ciencia para curarse a uno mismo”.

 

[editar] Enlaces externos

Commons

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres